Altivez de ojos, y orgullo de corazón,
Y pensamiento de impíos, son pecado.